domingo, 24 de enero de 2016

TOLEDO


Como ya había anunciado, tenia intención de enseñar Toledo a mi familia.
Yo había estado en otras ocasiones, pero ni Jose ni las niñas habían disfrutado de esta preciosa ciudad.
Hay tantas cosas que enseñar de Toledo, y me parece tan educativo, que no podía desaprovechar la oportunidad.

De viernes tarde a domingo es suficiente para pasear por sus calles, degustar la suculenta gastronomía y empaparte de toda la cultura que se respira en la ciudad.

Nosotros nos alojamos en un apartamento, muy buena idea si vas con niños. En todo el casco antiguo hay una serie de casas, apartamentos turísticos, denominados casas del casco. En concreto estuvimos en Casa de los Mozárabes, en pleno casco al lado de la plaza de Zocodover y de la calle de Comercio.

Alojamiento muy recomendable, casas reformadas , muy bonitas, espaciosas, dentro de una patio típico toledano. Fuimos recibidos por nuestra anfitriona con gran amabilidad. La casa cuenta con todo lo necesario de menaje del hogar, ropa de baño. Muy cómoda para improvisadas comidas o cenas. Al rededor de la casa hay tiendas de alimentación

Si vais en coche no se puede acceder al centro, salvo residentes, así que es conveniente dejar lo en uno de los parking de la ciudad, recomendable el Parking Miradero, en el que además te hacen descuento si te alojas en estos apartamentos, 13 euros día completo. 

En las calles cercanas al apartamento se puede comer y cenar en multitud de restaurantes, cerca hay una taberna Lizarran, y en la calle Alfiletitos, el restaurante del mismo nombre, muy famoso en la ciudad, así como La Abadía, donde cenamos a un precio mas que razonable, cinco o seis raciones de platillos. 

La primera visita fue La Catedral Primada, la entrada cuesta 11 euros, y  se realiza con audio guia, eché  de menos una versión   para niños, es muy útil en estos casos. Pero nos conformamos con ir explicando por encima a las peques.

Sin querer llenar demasiado el día, para no agobiar demasiado a las niñas, estructuramos el día en dos partes, una destinada a las religiones, y otra con protagonista indiscutible " El GRECO"

Si tienes intención de visitar varios monumentos o museos, conviene comprar una pulsera turística por 8 euros, se puede utilizar en diferentes días , hasta que se rompa, con ella se puede ver, El entierro del Conde de Orgaz, Iglesia del Salvador, Sinagoga Santa María la Blanca, Mezquita del Cristo de la Luz, Iglesia de los Jesuitas y Monasterio de san Juan de los Reyes. Si no quieres ver tanto,  la visita unitaria cuesta 2.50 por persona. Los niños no pagan en ningún monumento.

El museo del Greco también es muy interesante, se sitúa en una casa típica, que se pensó era del pintor, aunque posteriormente se demostró que no era así, en cualquier caso la arquitectura típica alberga obras de el Griego de Toledo, así como de otros pintores. 3 Euros la entrada, Sábados por la tarde y Domingos gratuitos. Los sábados hasta las 18:30 pero cuidado los Domingos sólo hasta las 15h.

Paseando por la Judería explicamos a las peques las diferentes religiones que cohabitaban en Toledo, persiguiendo baldosas con dibujos de Menorah, lampara judía de siete brazos, pasamos el día entre callejuelas, iglesias, sinagogas y mezquitas.

Los impresionantes cuadros del Greco, alucinaron a Alba, mientras le contábamos todo lo que habíamos leído y aprendido del pintor.

Cansadas después de todo el día, cenamos en casa, ventajas de alquilar un apartamento.

Es buena idea dejar para el Domingo el Alcázar de Toledo, donde se encuentra el museo del ejercito.
El edificio nuevo deja visibles ruinas de asentamientos romanos y musulmanes, aunque a mi gusto estropea la visión romántica del Alcázar,  que visité en mi infancia, y que quería enseñar a mis hijas.

El museo es de un blanco aséptico, que hace olvidar para que sirven los ejércitos, y dispuesto a contar toda la Historia de España, por medio de batallas, guerras y conquistas, ha borrado las partes de esta que sucedieron entre sus paredes. 
El museo del Asedio se ha desvanecido, y si bien estoy de acuerdo en que el objeto del museo debía ser cambiado, no entiendo por que no podemos dejar la historia como testigo simplemente de las cosas que pasan, y nos empeñamos en reescribir la o borrarla. Una pena, pese a lo cual la visita merece la pena.

No te puedes ir de Toledo sin visitar un Cigarral, casas típicas de la clase alta Toledana de época, que se han convertido en hoteles o restaurantes. También es una buena opción de alojamiento.
Nosotros elegimos por recomendación el restaurante Hostal del Cardenal, y fue todo un acierto.

Coche y para casa. 
Un fin de semana delicioso











0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tus preguntas y yo puedo ayudarte en tus viajes

Booking.com

Translate