miércoles, 18 de noviembre de 2015

FIN DE SEMANA EN ORDESA

Vivimos muy cerquita del Pirineo, y eso hay que aprovecharlo, al máximo.
Esta vez pasamos el fin de semana en Torla, puerta del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, sección de Ordesa.
Es un pueblo muy bien cuidado, y dispone de Muchos Hoteles y Casas Rurales, y aunque por estas fechas, Noviembre, algunos cierran, la verdad es que la demanda es mucho menor, y es mas fácil encontrar alojamiento. Es una época del año ideal, ya que evitas las multitudes veraniegas. Ordesa es un destino muy demandado, evidentemente por su belleza.

Esta vez elegimos el Hotel Bujaruelo, y nos sorprendió mucho en relación calidad precio, dispone además de habitaciones familiares, una camita para cada uno, y esto empieza a ser un suuuuuuuper requisito, madre mía como crecen, aunque la division no fue como esperaba, mi familia ve el mundo en comuna, y eso se ha convertido en tradición.




El sábado por la mañana visita a Ordesa, caminata de 5 Kilómetros desde el Parking, coche prohibido desde la pradera, por el sendero que lleva a las cascadas, hasta ahí llegamos con las niñas , pero las rutas son variadas entre los que menos caminan, o los escaladores profesionales, al gusto. Nosotros arrancamos del parking por el camino que lleva  a  la cola de caballo, (camino de Soaso) y que pasa por lo que fue nuestro destino final, La cascada Arripas,  la Cascada de la Cueva, y la mas espectacular la cascada del Estrecho. Volviendo por el bosque de hayas, pasado el puente de Arripas, tras la cascada de la cueva. Es un camino bien trazado y fácil para los peques, en total anduvimos 10 Kilómetros. Al final, llegando a la pradera se observan , en frente , el circo de Cotatuero, desde el que vimos con el Zoom de la cámara la cascada de Cotatuero, el mayor salto de agua natural del Pirineo,  las peques disfrutaron un montón. Recomiendo visitar la pagina de Ordesa, www.ordesa.net, por ver rutas, aunque nosotros no somos tan previsores, y nos plantamos allí, con el mapa que nos dieron en el Hotel. Los colores del invierno se mezclaban ya con el otoño, y me pude encandilar haciendo mil fotos, el momento lo merecía, y cada vez me gusta mas, recoger los paisajes de los viajes.








Me encanta verlos caminar, y charlar, el ojo indiscreto de mamá.


De bajada, Sarvise, pequeña localidad a pocos kilómetros de Torla, dirección Fiscal, para comer en Casa Frauca, sencillamente para mi, el mejor restaurante del Pirineo.  Y además en Sarvise hay un par de empresas de rutas a caballo, con esto el fin de semana ya es perfecto.


Habíamos comido tanto que cenamos de picoteo, en La borda Samper, de Torla , después de un 
delicioso  paseo por el pueblo, pero que bien cenamos y que amables fueron.
A la mañana siguiente, el domingo, decidimos hacer otra ruta por otro sector del Parque, El Valle de Bujaruelo. Subiendo por pista en coche se puede llegar al fotogénico puente medieval de Bujaruelo

Desde ahí varias rutas, pero como nosotros estábamos ya cansados , y la espalda de Jose tiene limitaciones (Paula no aguanta todavía nuestro ritmo al 100%), hicimos una pequeña ruta desde allí hacia Ordiso, dando la vuelta por las praderas de Laña Larga, a la orilla del río, camino ornitológico, que viene genial para entretener a los niños en la caminata.

De vuelta a casa, el fin de semana es corto, pero intenso, y disfrutando de la Naturaleza. 
No tardaremos en volver, me encanta hacer tierra, y descubrir los preciosos paisajes y lugares de Aragón.



0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tus preguntas y yo puedo ayudarte en tus viajes

Booking.com

Translate