sábado, 28 de noviembre de 2015

ROUTE 66

Tenia muchas ganas de recordar este viaje.
Todo empezó por el principio de la ruta. Estábamos en Chicago, y nos hicimos una foto en el principio de la famosa carretera, que recorre Estados Unidos, de Este a Oeste. Allí empezamos a soñar con preparar un viaje para ver algunos lugares de la Ruta 66.



Cuatro viajes después a EEUU, no negare que es uno de mis países favoritos, se planteo la posibilidad, nos íbamos a ver el Gran Cañon del Colorado, y estaba muuuuuuuy a mano, no podíamos perder la oportunidad.
Nosotros lo hicimos a la vuelta de un recorrido que incluía Las Vegas y el gran Cañon, por que quisimos ver también el norte de Arizona, de el que ya os he hablado, pero se puede hacer desde Las Vegas sin problemas, y acabar  en el Gran Cañon, siendo esta una buena manera de completar un viaje por Nevada y Arizona.

 Dormíamos en el Hotel Bet Western Premier, en Tusayan, puerta sur del parque, que nos permitió, ver El Gran Cañon y empezar la ruta.
 Habíamos estado en el principio, Chicago, habíamos estado en el final, Santa Mónica, y queríamos ver parte del trazado original.
 Hacer la ruta completa,  en el trazado original hoy en día,  es imposible, aunque recorrer Usa en coche o caravana, de Chicago a Los Ángeles es un sueño que algún día cumpliremos, tiempo al tiempo. Así que decidimos volver de Arizona a Los Ángeles en coche, por la parte de la ruta mas turística y emblemática.
 Desde El gran Cañon por la 180, llegamos a Flagstaff, teníamos interés en ver Coconino National Forest,  aunque se puede llegar directamente a Williams, donde ya puedes decir que estas en la histórica Route 66.







Williams, es  un pueblo delicioso, y puedes aprovechar para comer las mas deliciosas hamburguesas del mundo, escuchar música en vivo, ver la exposición de trenes a vapor, y meterte de lleno en la cultura del viejo Oeste, así como de la Ruta, todo a partir de ahí es Ruta 66.















 Aprovecha y compra una botas Camperas , son espectaculares. También se puede visitar Sedona, a una hora de Williams y 40 minutos de Flagstaff, demorara el viaje, mínimo un par de días, por todas las atracciones naturales que tiene, pero es una visita muy recomendable .Si tienes tiempo merece la pena. Los parque naturales son de lejos , lo mejor de Estados Unidos.
 En la oficina de turismo del pueblo, tienes toda la información sobre estos lugares, ya que la gestiona el National Park services.
  Saliendo de Williams, por la Interestatal 40, dirección Seligman, ya tienes desvío a la verdadera, autentica y original, Ruta 66, hasta Kingman. Y ya solo tienes que poner la música a tope, conducir y disfrutar del paisaje.






Seligman es un pequeñísimo pueblo, de una calle, lleno de coches antiguos y unas pocas tiendas de recuerdos, muy curioso, entre raro y gracioso .



Kingman es una pequeña ciudad, algo mas grande, y lugar idóneo para encontrar Hotel, allí abundan los moteles de calidad, baratos, pero con garantías.
 En Kingman hay un interesante museo de la Ruta, y se pueden contratar salidas a La presa Hoover, o al Lago Med. Allí dormimos para disfrutar de la carretera y para hacer escala hasta Los Ángeles, mis hijas son todo terreno pero tiene sus limites, además merece la pena ir muy despacio, comprar en los super, y mezclarse con la gente. Nos alojamos en el típico Hotel-Motel pero sin riesgos, jajaja, mirad bien las posibilidades , los Hoteles en EEUU no son caros y son de muy buena calidad, además nadie te pone pegas para entrar una familia entera en una habitación.


El Hotel elegido fue el Best Western plus A Wayfarer´s Inn and Suites. Muy recomendable.





En medio de estas dos ciudades, no os podéis perder Hackberry General Store, una tienda museo donde parar a disfrutar de un lugar encantador, actualmente no sirve gasolina, pero te meterás de lleno en un túnel del tiempo, que te llevara a los años 50, cuando la madre de las Carreteras , The Mother Road, hacia posible el gran sueño americano.




Una vez visto Kingman , volvemos a la 40, que aunque ya no es trazado original, nos llevara directamente a Los Ángeles, pasando por San Bernardo y su mítico Winwam Motel, en el que se baso la película Cars, para crear su Cono Comodin. Todo es Ruta(aunque no sea original), hasta Santa Mónica Pier, donde termina la icónica carretera, y nuestro viaje por hoy. El delicioso Pier de Santa Mónica, es el colofón a un viaje inolvidable, y el mejor sitio para alojarse en un viaje a Los Ángeles.


 Deseo que hayan disfrutado imaginando, soñando con tiempos pasados, que quizá, solo quizá, fueron mejores.



0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tus preguntas y yo puedo ayudarte en tus viajes

Booking.com

Translate