viernes, 9 de septiembre de 2016

ENAMORADA DE FRANCIA -BRETAÑA Y PLAYAS DEL DESEMBARCO


No es ningún secreto , que los Gimenez tenemos especial cariño por Francia.
Cuando exploramos un país, y nos gusta , hasta que no lo gastamos no paramos.
Este año, y pese a todos los consejos, y a todas las amenazas que pesaban sobre nuestro destino, no lo dudamos, era Francia si o si. Y me alegro de haber ido , en este preciso momento, por que el viaje me ha dado perspectiva de lo que es y no es , en estos tiempos tan raros, donde el planteamiento jamas puede ser quedarse en casa. Para saber, hay que ir, estar , aprender, y eso precisamente es lo que más hemos hecho en este viaje tan educativo por Bretaña y la Normandia.

Empecemos diciendo que fuimos en coche, lo que nos permitió ver un montón de sitios en el camino de subida, y otro montón en el de bajada, Bonus Track para los Gimenez. Me encanta ir a Francia en Coche.
Así que tras una noche en Canfranc (Hotel Santa Cristina 100% recomendable) cruzamos la frontera camino de Cognac. La ciudad es ideal, paseable, agradable y con el aliciente de probar la conocida bebida Francesa y saber como se fabrica. Los paseos por el río le dan un encanto especial y fue una agradable curiosidad, que solo puedes hacer si vas a tu aire.
Elegimos el hotel Quai des Pontis, justo en la rivera del río Charente, y fue todo un acierto. Un Hotel con encanto, para pasar la primera noche de nuestro viaje.



El siguiente destino era Antrain, donde pasaríamos tres noches más para conocer la costa de la Bretaña cercana a Normandia y el objetivo de nuestro viaje Mont Saint Michelle
De camino visitamos dos preciosas ciudades Bretonas, Vitre ciudad amurallada, cuenta entre su entramado de calles con un fantástico Castillo con entrada parcialmente gratuita , y museo de pago. También visitamos la ciudad medieval de Fougeres, y allí quedamos maravillados de la fortaleza , los jardines y la ciudad medieval, la mayor fortaleza Medieval de Europa
Audio guia en mano, nos contaron todas las partes del castillo y las diferentes construcciones que se realizaron, en su mayoría defensivas, a lo largo de la historia y sus Protagonistas.





A final del dia La Gite 1900 en Antrain y sus agradables propietarios, nos enseñaron nuestro apartamento , un lugar ideal para recorrer la zona, un sitio de ensueño que cuenta con un romántico cine que el anfitrión pone a disposición de sus huéspedes , así como piscina, aunque sinceramente el tiempo no acompaña.
El día parecía acabar, pero no nos resignamos a una cena corriente, y decidimos ir a cenar a Mont St Michelle . Aunque cansados disfrutamos de una de las puestas de Sol mas bonitas del mundo.

En los siguientes días desde Antrain y con facilidad visitamos varias ciudades de Bretaña, inspeccionando principalmente la costa norte. Cancale, Saint Malo ,la mas grande de las tres, impacta por su sobriedad detrás de la muralla y por sus playas a los pies de la misma, y Dinard , son tres preciosas lugares para pasear, y aprovechar para degustar los frutos del Mar .
Un poco mas al interior Dinan asombra por sus casas de entramado, sus calles y las vistas sobre el río. Destaca la torre del reloj, que ofrece una maravillosa vista de la ciudad.Toda la Bretaña huele a Medievo, es como trasladarse mil años atrás .

Uno de los días que estuvimos en Antrain lo dedicamos entero a volver a disfrutar de Mont Saint Michelle. El pueblo es practicamente una calle que sube a la Abadía, de una grandiosidad incalculable. Tiempo de turisteo para disfrutar de la historia, del interior y del exterior, de las fantásticas vistas . Recomiendo perderse por las tres o cuatro minicallejuelas que se disponen perpendiculares a la principal , menos abarrotadas, así como de la muralla, especialmente al atardecer. Un capricho interesante puede ser pasar la noche en uno de los hoteles del pueblo, aunque no mas de una noche, por disfrutar del mismo sin turismo masivo. Para los no tan afortunados, un Parking a unos kilómetros dispone de autobús gratuito. Como sitio turístico la comida es cara y mala. Supongo que alguna excepción habrá, pero yo no la encontré. Eso si, el lugar es mágico, un sitio de esos a los que hay que ir si o si. Con los horarios de las mareas, el viaje se puede completar viendo una de ellas , de esas que convierten la ciudad y Abadía en una Isla. 





Ahí quedan nuestros cuatro días en Bretaña, una pequeña parte de ella, el viaje por Francia debía continuar, y nos esperaba La Historia con mayúsculas.
Nos levantamos por la mañana lloviendo a mares, un inconveniente, por que el día transcurría por las costas normandas, pero nada raro en la zona. Tanto es así que tuvimos que volver otro día sobre nuestros pasos para ver lo que nos habíamos dejado.
Nuestro recorrido iba de Antrain hasta Honfleur, por la famosa costa Normanda, que vio como miles de personas, llegaban por mar , para luchar por la Libertad, que ahora nos parece tan normal. Miles de Soldados de varias nacionalidades perdieron ,lejos de su casa , por una causa ajena a ellos, la vida, y eso en algún momento hay que verlo.

Primera parada del recorrido Utah Beach y Pointe Du Hoc, donde se conservan las baterías Alemanas, y un museo dedicado a Rangers que tomaron la posición. En estas playas desembarcaron los soldados Americanos con mayor fortuna







Desde ahí a Sainte Mere Eglise, y st Come Du Mont, donde los paracaidistas, intentaron tomar los principales caminos. Una exposición y un simulador en este ultimo pueblo, te hace tener una idea de lo que paso ese día, a mi este punto me gusto más que el primero aunque es famosa la historia del soldado paracaidista que quedo atrapado en el campanario de Sainte Mere Eglise , y salvo la vida haciéndose pasar por muerto. Una figura de un paracaidista colgado recuerda el momento.

El siguiente punto de interés en Omaha Beach donde los americanos no tuvieron tanta suerte, aunque al final tomaron la playa gracias a un batallón que encontró una vía de salida, después de que miles de soldados perdiesen la vida incluso sin poner un pie en tierra firme, es un lugar sobrecogedor.
Diferentes cementerios de combatientes ,se pueden visitar destacando el Americano de Colleville cerca de esta famosa playa.





















Siguiendo la costa hacía el este, visitas obligadas son Las Baterías alemanas de Longues, exactamente como se dejaron en la época, y los puertos artificiales de Arromanches, pieza clave del desembarco







Los dos lugares nos cuentan lo duro de esos días, pertenecen ya  a las playas del desembarco de Británicos y Canadienses entre otras nacionalidades. Desde ahí hasta Caen todo es día D, el día en que se dieron las condiciones necesarias para un desembarco masivo, buen tiempo relativo y luna llena, un día que marco la historia el 6 de Junio de 1944. 

x

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tus preguntas y yo puedo ayudarte en tus viajes

Booking.com

Translate