lunes, 17 de septiembre de 2018

ROMA - POMPEYA- SICILIA, LIBROS DE HISTORIA PARA MIS HIJAS

Cuando tu hija mayor, en un viaje a Sicilia, te pide, te suplica, que ampliemos para ver Roma y Pompeya, algo te dice en tu interior , que estas haciendo las cosas bien. Y como las oportunidades solo se generan cuando las sueñas, y las visualizas, pues encontramos una buenísima oferta de vuelo, para entrar a Italia por Roma, y salir por Sicilia.

El viaje lo compusimos en tres grandes etapas, con el objetivo de ver Roma, cosa que se puede hacer en cuatro días , o en cuatro años. Como no disponíamos de mucho tiempo, decidimos utilizar cuatro días, aunque yo me quedaría a vivir en la que considero la ciudad mas bonita del mundo.

El siguiente hito era Pompeya, y que las niñas pudiesen estudiar , tocar, visualizar la época Romana, sus casas , sus habitantes, sus historias reales, cotidianas. Alquilamos un coche en Roma y bajamos a Pompeya, sin parar en Napoles, ya que nosotros ya habíamos disfrutado de esa ciudad, años atrás.

La visita a Pompeya , nos llevo a la costa Amalfitana , donde gastamos tres días , para visitar pueblo a pueblo, vía mar, y hacer  camino intermedio, hasta llegar al estrecho de Mesina, aprovechar la experiencia Ferry , y pasar otros cinco días en Sicilia, para visitar el sur de la isla.


ROMA: Que es la ciudad mas bonita de Europa , para mi, no es nuevo en casa, soy bastante pesada con el tema. Que está cada vez mas llena, lo comprobamos al llegar, y formar parte de la marea turística que deambula por sus calles. Alquilamos un apartamento muy céntricos cerca de la Plaza de España, lo que hizo muy cómodos los desplazamientos, siempre a pie, paseando tranquilos, parando en mercados, tratorias y descubriendo los rincones de la ciudad, a un lado y al otro de río Tevere.



La primera tarde la dedicamos a el Foro y el Coliseo, aprovechando que era gratis, por ser el primer domingo del mes. Guia en mano, aprovechando las nuevas tecnologías, aprendimos uno a uno todos los edificios público del Foro, terminando en el imponente Coliseo. Las niñas habían visto anfiteatros, teatros , circos Romanos, han estado en Merida, Nimes , en Zaragoza mismo, hay una buena representación de yacimientos Romanos, pero ver semejante edificio, les impresionó .

Como estábamos muy céntricos, todas las demás atracciones quedaban cerca de casa, así que no íbamos a ninguna, nos las encontrábamos. La Piazza Navona, el mercado de Fiori, Fontana de Trevi, Piazza del Popolo, Plaza de España , el Panteón (una de mis favoritas).

Pasar un día en el Vaticano , es casi una obligación, aunque medir esta obligación, con el interés que tienen los niños, las colas y las posibilidades de viaje, también. El acoso al turista es impresionante , cientos de pseudo guias, te ofrecerán entradas y guía en cualquier idioma inimaginable. No es recomendable, por internet, con tiempo, se puede conseguir librar la fila del museo vaticano, no así la de la basílica, que es gratis, y se debe principalmente a las medidas de seguridad, de las que no te libra ningún guía.  Si quieres ver todo, y enseñarles a tus hijos la Capilla Sixtina, ármarte de paciencia, y sobretodo organiza desde casa la visita, teniendo en cuenta, que se celebra por aquellos Lares , el día que tu vayas a ir. El sitio esta vivo, y el Papa tiene agenda, recuerda que lo mejor , si no eres muy melómano, o muy creyente, es no encontrarte lo, si Roma te parece lleno de gente , El Vaticano es insoportable, y si no lo organizas bien, te lo puedes encontrar cerrado por celebración . Si pasas del tema, un paseo por las inmediaciones y subir al Castillo de Santangelo, hará que tus hijos pequeños, te quieran un poquito más.

Para comer o cenar, cualquier restaurante del Trastevere, barrio que sigue teniendo todo el encanto de la Roma de la calle, subir hasta la Fontana dell´aqua Paola, ver Roma desde Janiculo, y ver el mausoleo de Garibaldi, te pueden llevar una mañana, y componen un agradable paseo.
















Otra buena idea para comer, es el Gueto judío de Roma, en el barrio de Santagelo, entre la fuente las tortugas, preciosa plaza Romana , el Teatro Marcelo y la gran Sinagoga , algunos restaurantes típicos, siguen las normas Kosher . La especialidad es la Alcachofa, así que no os lo perdáis.
Aprovechar para pasear descubrir las inscripciones, que recuerdan a las personas que nunca volvieron en la segunda guerra mundial. Entre ruinas Romanas (Teatro Marcelo y plaza Largo di Torre Argentina, parte del teatro de Pompeyo y edificios público romanos, habitada por gatos, y escenario del asesinato de Julio Cesar), un montoncito de callejuelas , de detalles, cuentan otra historia, de otras gentes de Roma, bucear en el barrio y en sus circunstancias, supuso una novedad en una ciudad que ya teníamos bastante trillada.


Que tal una tarde en el Pincio? , eso si que les gustara a los niños. Aprovechar para ver la villa Borguese , y a quien le interese el Zoo. Montar en bici, comer helados, montar en las ferias. Es un respiro para los peques, recomendable el atardecer, y ver el ocaso desde la terraza del Pincio , el sol escondiéndose entre las cúpulas de la ciudad eterna .
Roma es un museo en la calle, lo que facilita mucho una visita con niños , prácticamente nada hay que hacer salvo pasear por sus calles , para descubrir obras de arte a cada paso .


Vamos así a por otra colina , La Capitolina , enmarcada por la plaza Campidoglio , del mismísimo Miguel Ángel . Queremos ver obras de Bernini, pues Navona y su fuente principal , es la primera , sabias que la inundaban para que pareciese  un lago ? De ahí su forma rectangular . La plaza Barberini , una de las obras civiles más bellas del autor , Vaticano , puente de Sant Angelo , diseñado por el , la fuente de la plaza de España. Sin duda Santa  María de la Victoria , contiene la obra magistral , El éxtasis de Santa Teresa . Aprovecha la visita para bajar por la vía Veneto , y saborear la Dolce Vita Romana.
Y así , paseo tras paseo , dejamos Roma para llegar a Pompeya
Y ahí , en un día de calor contenido , paseamos por una ciudad de la época Romana , comprendimos su día a día, y los efectos de los desastres naturales , así como la pericia de los que descubren piedra a piedra , lo que sucedía en ese momento de la historia . Ver arqueólogos , quizá despertó algún que otro interés , y descubrir tesoros , también .

La entrada al yacimiento cuesta 11 euros, los niños no pagan , y puedes usar la guía escrita que te regalan en la entrada , también se pueden adquirir audio guías , pero nosotros preparamos la visita por nuestra cuenta . Con los mapas y la guia pateamos la ciudad casa por casa , incluido el Lupanar , que a Paula , definitivamente le precio la casa del médico , y así lo manifestó , con gran elocuencia .
Se recomienda una jornada entera en el recinto , zapato cómodo , y ganas de andar y de aprender . Es la segunda vez que voy , y me precio otra ciudad . Los descubrimientos son continuos .
La siguiente parada y fonda , fue la costa Amalfitana , que contaré próximamente .


2 comentarios:

  1. ¡Gracias por un gran artículo! He leído el mismo tipo de noticias aquí https://nexter.org/es/ y también encontré mucha información interesante allí.

    ResponderEliminar
  2. Machine Learning Projects for Final Year machine learning projects for final year

    Deep Learning Projects assist final year students with improving your applied Deep Learning skills rapidly while allowing you to investigate an intriguing point. Furthermore, you can include Deep Learning projects for final year into your portfolio, making it simpler to get a vocation, discover cool profession openings, and Deep Learning Projects for Final Year even arrange a more significant compensation.

    Python Training in Chennai Project Centers in Chennai

    ResponderEliminar

Deja aquí tus preguntas y yo puedo ayudarte en tus viajes

Booking.com

Translate