miércoles, 2 de enero de 2019

CIUDAD DEL CABO Y RUTA JARDIN

Sudáfrica es un país muy grande, así que desestimamos la idea de viajar de Johanesburgo a Ciudad del Cabo en coche.  Se necesita mucho tiempo, para sacarle partido a esta super-ruta , que me parece apasionante,  nosotros nos tuvimos que conformar con un vuelo interno que acorto las distancias, y nos permitió pasar una semana en la ruta Jardín.

La ruta jardín es una famosa route road, entre las montañas y el mar, al sur del país , que une Ciudad del Cabo y Port Elizabeth. Se  puede hacer de muchas maneras, y dedicarle el tiempo que se quiera, porque es una verdadera delicia.
Nosotros le dedicamos 6 días y el de vuelta, y aunque se nos hizo muy corto, lo podemos calificar como satisfactorio, y nos tomamos alguna licencia.


Lo que hicimos básicamente fue alquilar apartamentos, que por esta época del año, Agosto, están bastante bien de precio. Es invierno en Sudáfrica, y los apartamentos playeros son más económicos.



Empezamos por Hermanus, que esta a una hora de Ciudad del Cabo, desplazándonos nada mas aterrizar, aguantándonos las ganas de ver la ciudad.
Hermanus es un pueblo de costa, famoso por los avistamientos de ballenas, que se pueden ver desde la costa, cosa de la que doy fe.  En un paseo fantástico al rededor , tomando un desayuno, glorioso,  salieron del mar a saludarnos las ballenas. El camino, sobre el acantilado, esta perfectamente señalizado, con las zonas y puntos donde sacar a pasear cámaras y prismáticos.

A menos de dos horas de Hermanus, se encuentra el parque natural de Cabo de Agulhas, parada obligatoria de la ruta, ya que es la parte mas al sur del continente Africano, y donde se juntan los océanos Indico y Atlántico. La entrada es gratuita, y merece la pena el paseo. El mar ruge en olas gigantes , en la estación  invernal, y el paraje esta algo florido, incluso en esta época del año. Es impresionante pensar , como los navíos de toda la historia, podían superar estas aguas.


Dos horas más de viaje, y se abre ante nuestros ojos  Bahía Mossel, allí, un anfitrión muy amable, nos alquiló su casa, desde la que se podía disfrutar de una fantástica puesta de sol, además del calor de la estufa de leña, haciendo la estancia muy acogedora. Bahia Mossel , es un precioso pueblo, (allí vi la casa de mis sueños), que vive mirando el mar, y a el sol. Solo hay que sentarse y observar y disfrutar de la naturaleza. La playa hace las delicias de surferos, que aprovechan el invierno para cabalgar unas buenas olas.

Después de descansar una noche en Bahía Mossel, nos dirigimos a dormir en Port Elizabeth. De camino , son cuatro horas de viaje, sin paradas, las escalas fueron , Knysna , donde desayunamos, en el lago, preparado como un coqueto centro comercial local, y Plettenberg Bay, con una preciosa playa, famosa por un hotel mastodóntico, que pese a desentonar muchísimo, no la afea para nada, por que es imposible. Supongo que en verano, con todos los turistas, estará más cerca de cualquier playa ultra-poblada, pero en invierno es una delicia .

A poca distancia de esta zona se encuentra el Parque Nacional Tsitsikamma, donde puedes incluso alojarte, no lo habría dudado de conocerlo bien antes, y famoso por sus rutas de senderismo. Los puentes colgantes, paseos para ver delfines y ballenas, la posibilidad de bajar el río en canoa. Es un paraje precioso que merece la pena visitar, y que resume perfectamente, todo lo que se puede ver en la ruta Jardín, naturaleza con mayúsculas . https://www.southafrica.net/ar/es/travel/article/el-bosque-de-tsitsikamma-una-aventura-costera-que-nunca-olvidar%C3%A1, este es un enlace de la oficina de turismo de Sudáfrica.

El día se había acabado, y teníamos que llegar pronto a Port Elizabeth, porque dormíamos en una pequeña reserva privada, y la entrada era limitada. El alojamiento era sencillo, pero vivimos una experiencia muy chula, cenando en el jardín , y viendo Jirafas, Rinocerontes y otros mamíferos, paseando a nuestro lado. La verdad es que fue muy impresionante ,  y los animales estaban en libertad, ya que es una reserva animal friendly , con lo que esta prohibida la caza y el aprovechamiento de los animales.

A la mañana siguiente, más animales, esta vez en el Addo NAtional Park, donde pasamos el día rodeados de Elefantes. Este parque se creó como santuario de los últimos 20  Elefantes del sur, en 1931, sin embargo ahora alberga unos 450, además de otros mamíferos, como Leones, que también se escondieron para nosotros. Como habíamos perdido muchas fotos en el Kruguer, nos conformamos con todas las que hicimos en el Addo, además de ser rodeados por una manada de ELEFANTES , QUE NOS DEJARON SIN ALIENTO.

La ruta de vuelta hasta Ciudad del Cabo, la hicimos por el interior, durmiendo en una granja vinícola en Oudtshoorn, conocida por sus granjas de Avestruces, y donde todo gira entorno a la Avestruz. El sitio era delicioso, con un gusto impecable . De Kombuys, un lugar donde perderse, y dedicarse a la Naturaleza y a comer y beber bien. Esa fue nuestra licencia, para descansar de todo el viaje. No esta en la ruta, no es cómodo llegar allí, y no es conocido, pero mereció la pena .

Ya que volvíamos por el interior, lo hicimos por la ruta 62, con preciosos parajes de carretera, y que recuerda mucho a la 66 Americana . Bares de carretera, tiendas de Souvenirs. Muy curiosa, y regala grandes vistas al viajero.

Ultima parada Simon´s Town , y desde allí tres días en el mismo alojamiento, que ya estábamos cansados de cambiar, un precioso apartamentos con vistas al mar, desde donde visitamos la impresionante Ciudad del Cabo.  Muy cerca,  a 40 minutos, con todas las atracciones turísticas de la ciudad, que tanto impresionan a todos los viajeros.  Table Mountain , el Waterfront, Robben Island, donde permaneció preso Nelson Mandela,  el centro de la ciudad, que se dispone como un mercadillo gigante, y El Castillo de Buena Esperanza.

Boulder´s Beach , estaba al lado del apartamento, famosa por su colonia de Pingüinos, una monada de playa . Se paga a la entrada, pero también esta incluida en la tarjeta de parques Nacionales.
Y a escasos 20 minutos de casa, Cape Point. Una de las fotos más famosas de Sudáfrica.  La península del Cabo, otro parque Nacional, donde la Naturaleza te deja sin respiración, aunque ya sabemos que no es la parte más al sur de África.

No nadamos entre Tiburones, no había ni valor , ni el tiempo era el adecuado, pero disfrutamos de las ballenas, los pingüinos, los delfines, elefantes y de todos los paisajes que nos mostró , una de las rutas más impresionantes del mundo.














0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tus preguntas y yo puedo ayudarte en tus viajes

Booking.com

Translate